InTheLoop

¿

Cómo avanza la electro-movilidad en el transporte público de América Latina?
A propósito de la decisión del actual Alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, que dio luz verde a la implementación de buses eléctricos en la capital del país indagamos cómo avanza la electro-movilidad en el transporte público de la región. Esto fue lo que encontramos.

Chile, pionero en América Latina

Tal y como afirmó TheVox Network, canal de Youtube especializado en temas de movilidad eléctrica en 360 grados y que recorre el mundo en busca de los desarrollos más novedosos, Santiago de Chile está lista para convertirse en líder mundial en movilidad eléctrica, y esto se refleja principalmente en el salto que dio recientemente: una moderna flota comercial de buses cero emisiones que ya circula por las calles de la ciudad que ya se proyecta como una megaciudad, con una población urbana en aumento y un alto grado de congestión vehicular.

De acuerdo con Héctor Moya, director de la empresa chilena de transporte público METBUS, los nuevos buses han tenido una muy buena acogida, no solo porque disminuyen el consumo energético y reducen las emisiones de CO2, sino porque brindan mayor comodidad a los pasajeros, una medida con la cual buscan incentivar el uso y el buen trato al sistema de transporte público. Aire acondicionado, más asientos, recubrimiento acolchado en las sillas, puertos de carga para dispositivos móviles al interior del bus y, lo más sorprendente, sin torniquetes como medida contra la problemática de la evasión son las principales ventajas de la nueva flota de que ya rueda por Santiago de Chile.

A la integración de e-buses va ligado el avance en la infraestructura de la ciudad que ya se está transformando en una Smart City, pues parte de las adecuaciones para ejecutar el proyecto involucró la construcción de electro- terminales con puntos de carga, techos que integran paneles que captan la energía solar y la transmiten a los vehículos, y la instalación de paraderos tecnológicos que incluyen cámaras de seguridad, Wifi, cargadores USB e información en tiempo real.

En Chile se proponen como meta que en el 2040 toda su flota de transporte público sea eléctrica, pues el resultado del actual servicio hasta ahora ha sido muy positivo:

En Chile (en una escala del 1 al 7) los usuarios calificaron el servicio de los buses eléctricos con un 6,3, que es una nota muy buena. – Héctor Moya, director de METBUS

Bogotá sigue ultimando detalles

En junio de 2017 Transmilenio inició la prueba piloto operativo en la troncal de la Av. Suba con un bus de 18 metros de largo, con piso alto y totalmente eléctrico para conocer los niveles de confiabilidad, pues uno de los mayores temores en ese momento eran los costos de reemplazar los buses impulsados por Diesel y las inversiones para consolidar las estaciones de suministros de energía.

El piloto terminó a la vuelta de un año y el primer bus eléctrico, que ya rodó por todas las troncales del sistema, no solo registró niveles de confiabilidad del 93% sino muchísimas mejoras respecto a los articulados que operan el sistema. Con más de 65.000 kilómetros recorridos el bus eléctrico evitó la emisión de 112 toneladas de CO2 a la atmósfera, y el costo por kilómetro por consumo energético estuvo un 43% por debajo de los buses que funcionan a diésel.

Aún es incierto el futuro del proyecto para reemplazar los vehículos de Transmilenio, sin embargo, otro hecho que también contribuye con el desarrollo urbano sostenible y mantiene la esperanza de incluir vehículos eléctricos al transporte público fue el anuncio que hizo el Alcalde de la ciudad en el que confirmó el ingreso de una flota de 594 buses con cero emisiones que reforzarán el servicio zonal del SITP en Suba-Centro, Fontibón, Perdomo y Usme.

Los primeros pasos de Perú

El primer esfuerzo del país por fomentar la movilidad eléctrica en el transporte público lo hará mediante un bus eléctrico que entrará en circulación en el segundo semestre de 2019, será operado por un operador de Protransporte y contará con un sistema de pago digital y aire acondicionado.

Ya que posee un sistema Viricity, el bus transferirá datos en tiempo real sobre su operación y su funcionamiento, teniendo en cuenta variables como la velocidad, la ocupabilidad, el comportamiento de las baterías, el impacto ambiental y los costos en comparaciones con los vehículos que usan Diesel o gas.

Concluida esta etapa, se elaborará un Informe de Replicabilidad que el Gobierno Peruano podrá emplear para masificar esta tecnología y así acercarse al objetivo de reducir su huella de carbono en un 31% al 2030, de acuerdo al compromiso asumido ante Naciones Unidas.

¿A la luz de estos avances, cómo ves el futuro de la movilidad eléctrica en tu ciudad en los próximos años?

Written by In The Loop