portada
Hoy los paneles solares son una realidad en Colombia, pero ¿qué viene en el futuro en soluciones energéticas limpias? Sin duda, los beneficios tributarios de la Ley 1715 de 2014 y la aprobación de la Resolución CREG 030 de 2018, que permite a los usuarios vender la energía eléctrica al Sistema Interconectado Nacional (SIN), han acelerado la inserción de auto generadores de energía para suplir la demanda en hogares, empresas y el sector industrial, y sustituir la energía tradicional.

Acorde a cifras de la Unidad de Planeación Minero Energética (Upme),entre julio y noviembre de 2017 aumentaron en un 32% la radicación de iniciativas de producción de energía mediante fuentes renovables no convencionales . El mismo informe arroja que 9 de cada 10 de esas propuestas tienen que ver con energía solar. Por ahora los paneles solares llevan la delantera, sin embargo, los investigadores y científicos ya están trabajando en el desarrollo de nuevas tecnologías para generar otras fuentes de energía renovable no convencional. En el artículo de hoy te presentamos algunos de los prototipos que en los próximos años podrían aterrizar en el mercado local, y dar el siguiente paso en la generación de energía renovable.

Beta Ray, como un juego de niños

Este ingenio que se basa en el experimento de la lupa bajo el sol, fue desarrollado por la compañía alemana Rawlemon. La esfera de polímero está llena de agua, lo que aumenta la eficiencia en la obtención de energía y le permite funcionar incluso con la luz de la luna. Además de aprovechar casi el 70% de la luz solar durante el día, es menos costoso que los tradicionales paneles solares.

CSP, un caza rayos de sol

Consiste en la energía termosolar concentrada, también conocida como CSP – Concentrated Solar Power en inglés-. Una de las mayores ventajas de esta alternativa es que ocupa menos espacio que los paneles solares tradicionales. En países como España, Estados Unidos y China ya operan varias de estas plantas termosolares. La planta situada en el desierto de Mojave (California, Estados Unidos), tiene el tamaño de 65 campos de fútbol y puede suministrar electricidad a 14 mil hogares todo el año.

BAT, viento con norte energético

La compañía norteamericana Altaeros Energies busca sacar el mayor provecho posible a la energía eólica con BAT, un aerogenerador flotante. Según sus creadores, este no pretende competir con los tradicionales molinos de viento, sino ofrecer una solución eficiente en lugares remotos y de difícil abastecimiento, como bases militares, proyectos de infraestructura en zonas aisladas, o incluso, en casos de emergencia, como desastres naturales.

Pelamis, la energía de las olas

Los expertos aseguran que la energía undimotriz, que es la que produce el oleaje, podría llegar a contribuir con el 10% del consumo energético mundial. Una de las tantas patentes que se han desarrollado en torno a este recurso natural es el sistema Pelamis, una serpiente marina robótica que se sumerge parcialmente en el mar. A pesar de su gran potencial para producir energía, ha enfrentado varios desafíos para consolidarse en el mercado, entre ellos, los costos, ya que trabajar en el agua multiplica el precio de un proyecto que debe ser a prueba de daños asociados a fenómenos naturales como tsunamis o por la corrosión del agua salada.

Los esfuerzos por aprovechar al máximo el potencial energético de los recursos naturales no cesan. En efecto, los costos para implementar estos sistemas pueden ser altos, no obstante, los ahorros en la factura de energía y el impacto en el medio ambiente justifican la inversión. Por otra parte, los incentivos y facilidades que brinda el Gobierno Nacional hacen más accesible esta tecnología.

¿En cuánto tiempo crees que Colombia podría acceder a esta tecnología?

Written by In The Loop

Dejar comentario