Impresoras3D Colombia

Desde su creación, las impresoras han vivido procesos de transformación interesantes. Con la llegada del internet, las USB, las firmas electrónicas y el correo digital y una mayor preocupación por no utilizar papel en grandes cantidades, éstas fueron perdiendo poco a poco su indispensable uso doméstico. Sin embargo, con la tecnología 3D no solo revivió su uso, sino que le dio una vuelta de 360 grados a la forma en la que se usan, puesto que más allá del papel ahora usted puede imprimir casi que lo que quiera, en la forma que quiera.

Esta tecnología no es nueva (hace al menos 30 años que comenzó a experimentarse) pero nunca antes había estado tan cerca de sus manos para usarla en su hogar o negocio. Con las impresoras 3D, se pueden imprimir diseños voluminosos de cualquier archivo que se cree en un ordenador o se descargue por internet. Los estudios en este tema han avanzado de tal manera que ya se están fabricando prótesis médicas exactas para las necesidades de cada paciente e incluso, según proyecciones de la fabricadora estadounidense de automóviles Local Motors, en el futuro cercano ya estarían rodando los primeros carros impresos.

Impresoras 3d 2Impresoras 3d 1

Uno de los mayores beneficios de estas impresoras es la personalización como una opción más económica que la fabricación en masa, se pueden crear piezas especiales para las medidas exactas de una persona, pared, taller o, en teoría, cualquier cosa. Por otro lado, se acelera el tiempo de producción. Por ejemplo, Local Motors aseguró al diario La República que basta con alrededor de 48 horas para imprimir y acondicionar un modelo de carro.

El ahorro es otra de las ventajas que más se ha exaltado de este producto. Por un lado, las empresas empiezan a ser más independiente de las cadenas de suministros y todas las materias primas que se necesitan para llegar al producto final. Si usted tuviera una podría olvidarse de ir a un supermercado y pagar de más por decoraciones para su hogar o incluso proyectos de diseño para su universidad o trabajo.

Sin embargo, pese a la gran cantidad de ventajas que presentan este tipo de impresoras, hay un creciente debate sobre uno de sus puntos más débiles: las infracciones contra los derechos de autor. Con esta impresora usted podría clonar unos zapatos de su marca favorita, imprimir un cuadro de un artista por internet, estampar con un diseño o foto una camiseta suya, pero ¿qué crédito estaría obteniendo el autor?

Lola Kandelaft, directora de Propiedad Industrial de Muñoz Abogados, le explicó al diario económico La República que este tipo de impresión puede llegar a violar cuatro clases de derechos: el de autor, de diseños industriales, patentes y marcas de comercio. Esta coyuntura solo responde a lo que ya se sabe: cada nuevo invento, implica reacomodar los modelos existentes.

Por otro lado, existe otro debate acerca de los beneficios y peligros medioambientales asociados a la impresión 3D. The Economist subrayó que este invento podría ser la puerta de entrada a la tercera revolución industrial, con un modelo de producción de calidad local a pequeña y media escala.

Al tener la capacidad de reproducir objetos de forma precisa según las necesidades, se reducen la producción en masa y con ésta la sobreexplotación de materias primas y generación de residuos que, en algunos casos, pueden tardar más de cincuenta años en degradarse. También se habla de la menor utilización de productos industriales y químicos para crear objetos y de un menor impacto en el transporte.

En este debate, hay quienes dicen que, gracias a que puede ser tan fácil que, en algún momento, todos tengan una de estas impresoras en casa, la pirámide se voltearía y las personas comenzarían a generar al menos el doble de basura por tener la capacidad de crear y recrear sus piezas hasta que las encuentren a gusto.

Según la Fundación Eroski, especializada en responsabilidad social y prácticas amigables con el medio ambiente, el éxito de las impresoras 3D dependerá no solo de la mano de la industria, sino también del uso consciente y el respeto por el ambiente por parte de todas las personas que adquieran una de estas para uso personal.

Impresoras 3d 3

Pero ¿dónde encontrarlas?

Hay diferentes tipos de impresoras 3D: de sinterización láser, de estereolitografía, de inyección de polímeros y de tinta. Pero, para que no se confunda, quédese con que hay unas para uso industrial y unas para uso doméstico. Las primeras, como es de esperarse, tienen unos precios más elevados y se usan para procesos complicados como creación de prótesis o diseños industriales.

Las otras, que aún no están tan acentuadas en el mercado, le ofrecen la posibilidad de imprimir en tercera dimensión sin ser un experto en el tema. Algunas marcas como CeindeteC, Stratasys, Print3dColombia, Xyzpriting Da Vinci y Bengoetxea le pueden dar un mejor conocimiento sobre estos productos, que usted ya puede conseguir en Colombia por un valor que oscila entre $2,5 y $5 millones de pesos.

Por ejemplo, una Xyzprinting Da Vinci 2.0a Duo la puede conseguir por $4,7 millones por MercadoLibre Colombia y una Dremel, por 799€ ($2,8 millones) en Amazon.

Written by In The Loop