shutterstock_380171647

La Segunda Guerra Mundial marcó un antes y un después en la historia. Por primera vez la necesidad de saber quién era un enemigo y dónde estaba se había propagado en todo el mundo. Por eso mismo, durante el desarrollo de este hito y con más fuerza más adelante en la guerra del Golfo y de Bosnia, se comenzaron a ver en el aire los vehículos aéreos no tripulados (Vant, por sus siglas en inglés). Estos aviones autónomos tenían varias funciones: atacar, espiar, comunicar, reconocer y simular. Con los años, los Vant dejaron las salas de desarrollo e investigación de Seguridad Nacional para volar más lejos. También se comenzó a usar un nombre más común para estos aparatos: drones, estos vendrían siendo el clásico avión de aeromodelismo pero mucho más sofisticado. Se han vuelto tan populares que ya se comercializan de forma libre y tienen diferentes funciones, precios y usos.

En términos prácticos, un dron es un multicóptero (vehículo aéreo de varias hélices) cuyo movimiento se controla mediante la aceleración o deceleración de sus múltiples pares motores, los cuales proporcionan el movimiento vertical. La forma más frecuente de uso es ponerlos a volar controlados desde la distancia y divertirse esquivando objetos y alcanzar grandes alturas. También puede utilizarlos para grabar videos, hacer recorridos e identificar superficies con sensores, ubicar y tener mejor visualización, panorama, para el rescate de personas y en general para obtener imágenes amplias que antes eran muy difíciles y costosas de lograr. Los drones se manejan con un control remoto (tipo joystick) o a través de aplicaciones para Smartphone o tablets.

Las empresas también están invirtiendo en drones para mejorar la productividad de sus negocios, en aspectos como tener mayor seguridad, ahorro en costos y tiempos y mejor acceso a la información. Una de las firmas líderes en el uso de drones es Amazon. El líder en E-Commerce, que ya revolucionó la forma de comprar e interactuar con artículos en la red, lleva estudiando hace más de cinco años estos pequeños aviones con el fin de utilizarlos para entregar sus productos en los hogares de los clientes.

Desde el año pasado, Amazon lanzó la prueba piloto para la entrega de productos en menos de 30 minutos para usuarios Prime (cuenta Premium de la aplicación que le brinda mayores beneficios a la hora de hacer compras, así como acceso a los servicios de streaming de la marca). Esto significa que, si usted compra un celular, unos libros o algún artículo pequeño, a través de esta plataforma, y que claro, no supere las medidas del aparato, un drone estaría dejando el paquete en su casa en menos de media hora. Los drones de la compañía pesan 25 kilos, vuelan a 120 metros de altura y pueden llevar hasta dos kilos de peso.

Google por su parte lleva varios años innovando y mejorando sus sistemas de satélites y mapas en línea tomando fotos y videos con sus drones a través de todo el mundo. Según datos del portal especializado FayerWayer, el buscador más famoso del planeta también se está haciendo de un sistema de entrega de mercancía a través de estos robots, la diferencia con los de Amazon es que éstos tienen un fin corporativo. Sin embargo, el avance más impresionante es que, según datos obtenidos de UnoCero -blog de tecnología- la compañía con base en California estaría desarrollando drones que funcionan a través de energía solar para explorar nuevas formas de proveer internet de alta velocidad desde el aire, lo que llevaría a un mayor acercamiento al internet 5G.

Desde hace unos años usted puede adquirir drones en Colombia en las secciones de tecnología de tiendas como Falabella, El Éxito o KTronix. También los venden en portales como MercadoLibre o, Amazon. La mayoría de personas que los tienen, los usan para volarlos en el jardín de la casa y divertirse con su familia o amigos, algo así como el reemplazo para la cometa.

Dentro de los más económicos está el cx30 que cuesta cerca de $330.000. Este modelo está disponible en MercadoLibre, cuenta con conexión a Wi-Fi, permite transmisión de video y es compatible con iPhone y iPad. Trae una cámara y giroscopio de seis ejes.

Por otro lado, el MiniDrone Jumping Sumo está disponible en Amazon. Este avión robot de la marca Parrot puede saltar más de 2,5 pies de altura y siempre cae sobre sus ruedas, tiene estabilidad direcciones y una cámara angular. Cuesta $386.000.

parrot_jumping_1__89660.1436557141.1280.1280

El Jumping Night DroneD de $650.600 lo venden el juguetronica.com y puede saltar obstáculos de hasta 80 centímetros y hacer tomas con su cámara angular y tiene ruedas retráctiles. Por otro lado, también está el Bebop drone que lo encuentra en Falabella. Este modelo cuesta $799.000, es ultraligero y puede grabar en HD. Está estabilizado en tres ejes y cuenta con dos baterías, además tiene una visión de 180 grados y trae conexión HDMI.

Si usted busca ser la sensación entre sus amigos, entonces aliste $9,9 millones para comprar en Amazon el DJI t600, uno de los mejores drones del mercado para usos domésticos y con fines de entretenimiento. Captura videos en 4K, tomas fotos de hasta 12 megapíxeles y, además, tiene un brazo retráctil que sirve para su aterrizaje.

dji-inspire-1-quadcopter-with-4k-camera-3-axis-gimbal-2-remotes-djins1qr-dji-3d9Es importante tener en cuenta que, gracias a su gran acogida, la Aero civil reguló el uso de estos robots en el espacio aéreo colombiano. Desde el año pasado entró en vigencia una ley para los diferentes usos. Si es para uso deportivo o recreativo, usted puede usarlos dentro del espacio permitido, como pistas de aeromodelismo y zonas urbanas donde no haya presencia de personas ni edificaciones; es decir, no podrá volarlo dentro de la ciudad.

Si es para uso comercial, la cosa se pone más complicada. Usted deberá tener una licencia de piloto privado con curso en tierra de al menos seis meses de duración. 40 horas de vuelo y 200 despegues y aterrizajes, previos, certificados por la Escuela de Aviación. Identificación y matrícula del dron, póliza de seguros para daños a terceros, solicitud con plan de vuelo ante la Aeronáutica Civil con 15 días hábiles de anticipación y el aparato debe ser un color que permita ser identificado con facilidad.

Como regla general, en Colombia no están permitidos los drones que pesen más de 25 kilos y que sus hélices sean metálicas. Adicionalmente, no pueden volar a más de 152 metros de altura ni a menos de 50 metros de la tierra y pueden recorrer, como máximo, 750 metros. Las multas pueden llegar a ser hasta de 600 Salarios Mínimos Legales Vigentes.

En todo caso, los drones han dejado de ser un tema alejado para estar presente en la sociedad. Siempre y cuando usted esté pendiente de las normas que regulan a estos aparatos en el país, podrá sacarle un gran provecho, ya sea para tener formas diferentes de disfrutar en espacios abiertos con su familia, o para potencializar su empresa en formas que, literalmente, lo llevarán hasta las nubes.

Written by In The Loop