Bicicletas eléctricas

El mundo ya activó su modo ecológico, eso no es nada nuevo. En las calles ya se ven varios mercados y restaurantes “bio”, así como empresas que le apuestan a la reducción de emisiones contaminantes y al reciclaje, los medios de transporte no se quedan atrás.

Sin embargo, es probable que ni tú, ni alguno de tus conocidos tengan un carro eléctrico; ya que, según cifras de la Cámara Automotriz de la Andi, hasta 2014, se vendieron 98 de estos vehículos; lo que significa que solo alrededor de 0,003% del total de carros en el país funcionan sin algún derivado de petróleo.

Por el lado de las bicicletas eléctricas, no existen aún cifras oficiales sobre ventas, pero Colombia ya tiene más de 10.000 modelos para comercializar, según números de la Asociación Colombiana de Vehículos Eléctricos.

Los carros y bicicletas eléctricos son dos universos aparte, pero sus similitudes en reducción en contaminación, bajos costos y practicidad son algunos de los beneficios que hacen que este nicho de mercado se haya puesto en “on” y esté andando lento pero a paso seguro. Aquí, encontrarás algunas cosas que no sabías sobre estos medios de transporte.

Por el lado de los carros

shutterstock_217243993

  1. Sí, son 100% amigables. Estos carros no emiten gases contaminantes y sus piezas son más amigables que las de los vehículos convencionales, pues no generan desechos de aceites, filtros o repuestos.
  2. Son más caros, pero también más baratos. Es cierto, mientras que puedes encontrar un carro con funcionamiento de gasolina o derivados de petróleo de gama media desde menos de $20 millones, el vehículo eléctrico más barato que hay en Colombia (Renault Twizy) se consigue desde $39 millones. Sin embargo, es importante tener en cuenta que el costo de carga eléctrica para el Twizy vs el costo de gasolina para la cuatrimoto es más bajo si comparamos la misma distancia recorrida, por ejemplo: Para recorrer 80 kilómetros, el Twizy lo hace con una carga aproximada de $3000 mientras que una cuatrimoto recorre la misma distancia con una tanqueada de $7.000 aproximadamente. Así mismo, los costos en revisión pueden ser hasta 80% más baratas en los vehículos eléctricos que con un auto convencional.
  3. No hay restricciones. Al no generar gases contaminantes, estos vehículos están exentos del pico y placa, y también pueden circular por la ciudad en los días de no carro.
  4. Tienen menos autonomía. Estos carros tienen una autonomía real de entre 50 y 80 kilómetros por día; es decir, en promedio, su carga no dura más de 8 horas. Según Renault, el 87% de las personas conducen menos de 60 kilómetros al día.
  5. Son más lentos y no se pueden recargar en todo lado. La velocidad media de un auto eléctrico es de 130 kilómetros por hora, frente a los 160 kilómetros por hora de un carro a combustión. El vehículo debe estar quieto durante el tiempo de carga, que puede ser de 15 minutos (recarga rápida) o 6 horas (recarga convencional). En Bogotá hay cuatro puntos de carga: El Parque Tercer Milenio, Calle 26 con avenida Cali, la bolera del Salitre y Unicentro Norte, además de los concesionarios de Casa Toro. Puedes adquirir tomas domésticas de recarga, pero ten en cuenta que debe ser de mínimo 220V, dependiendo del modelo.

Por el lado de las bicicletas

shutterstock_85275958

  1. No son motos. Al no superar la velocidad de 35 kilómetros por hora, no son consideradas como tal.
  2. Son sostenibles con el medio ambiente. No generan emisión de de CO2, por tanto ayudan a disminuir la contaminación del aire en las ciudades.
  3. Su batería es recargable. Al igual que los coches eléctricos, la batería de estas bicicletas tienen poca autonomía: entre 20 y 60 kilómetros por día. Para cargarse, necesitan una toma corriente de 110 voltios durante 6 a 8 horas. Sin embargo, si se queda sin carga a mitad de camino, aún puedes utilizarla como una “bici” tradicional y hacer un poco de ejercicio, que no será del todo fácil ya que por lo general las bicicletas eléctricas son más pesadas que las tradicionales.
  4. Es económica, amigable y práctica. Si comparas el precio de una bicicleta eléctrica frente a una convencional, la primera siempre será más costosa y si estás pensando en sustituir tu moto o carro por una de éstas, será más económica. Por otra parte, es fácil y económico encontrar parqueaderos para este tipo de vehículo.
  5. ¿Dónde, cómo y a cuánto?

    Si después de leer esto te quedó sonando la idea y quieres adquirir alguna de las dos opciones, tu inversión será mínimo de $1,8 millones para una bicicleta o $39 millones para un carro de este tipo.

    shutterstock_289070102

    Renault Twizy

    En Colombia, además del Renault Twizy, encontrarás otras opciones como el Mitsubishi iMiev desde $90 millones, el BMW i3 desde $140 millones o el BYD E6 desde $150 millones. También hay opciones de carros híbridos (que tienen un tanque de gasolina alterno) como el BYD Qin desde $108 millones, el Mitsubishi Outlander Phev desde $160 millones o el BMW i8, que cuesta $680 millones. Tenga en cuenta que los autos híbridos no están exentos de pico y placa o del día sin carro.

    shutterstock_244856800

    BMW i3.

    shutterstock_319445168

    Mitsubishi Outlander Phev

    Si quieres una bicicleta de este tipo, es importante que revises las especificaciones y los motivos para los que la desea. Comercializadores locales como Circula Verde, Eco Green Eco Bicis, Lucky Lion, El Tomacorriente y Electrika le ofrecen modelos desde $1,8 millones hasta $4 millones.

Written by In The Loop