En septiembre de este año, el fiscal general de los Estados Unidos, anunció el final de la Acción Diferida para los llegados en la Infancia (DACA), dejando desamparados aproximadamente a 800 mil inmigrantes cobijados por este proyecto. Estos dreamers (como se les denomina a todos los que cumplieron los requisitos para hacer parte de DACA) en su mayoría de origen latino, son personas que llegaron a Estados Unidos siendo menores de edad y demostraron un excelente rendimiento académico y ciertas cualidades para conseguir quedarse legalmente en este país.

Las protestas y reacciones no se hicieron esperar. Éstas fueron encabezadas no sólo por la comunidad afectada, sino por las grandes empresas de tecnología en el mundo, entre ellas, muchas de Silicon Valley:

Tim Cook, CEO de Apple:

“250 de mis compañeros de trabajo de Apple son #Dreamers. Estoy con ellos. Merecen nuestro respeto y una solución arraigada en los valores americanos”

Mark Zuckember, fundador de Facebook:

“Es particularmente cruel ofrecer a los jóvenes el sueño americano, alentarlos a salir de las sombras y confiar en nuestro gobierno, para luego castigarlos por ello”.

eBay, Google y Airbnb son algunas de las compañías que también manifestaron su apoyo a los Dreamers.

Microsoft anunció que tendrían que pasar por encima de ellos antes de deportar a sus trabajadores dreamers. Las acciones han sido contundentes y podríamos ser testigos de uno de los enfrentamientos más interesantes y fuertes de la historia: la industria tecnológica con su gran poder económico contra el gobierno Trump y los republicanos. Son aproximadamente 200.000 dreamers que trabajan en Silicon Valley.

Sin duda la industria tecnológica cada día es más grande y poderosa. Ava Benach, una abogada de inmigración con sede en Washington, dijo que el sector tecnológico ha sido el que más ha criticado sobre la decisión de Trump entre el mundo empresarial. ¿Apoyas a estos genios?

Written by In The Loop