Foto: Alcaldía de Bogotá

El mes pasado empezó a rodar por las vías de Transmilenio un bus eléctrico 100%. Este es el primer articulado de18 metros, piso alto, totalmente eléctrico en el mundo. Y para conocer más acerca de esta excelente noticia para la ciudad de Bogotá, hablamos con Mauricio Miranda, experto en el tema de movilidad eléctrica.

Según sus fabricantes (la empresa china BYD) la batería de este bus se recarga totalmente en 3 horas y tiene una autonomía de 320km aprox. en una operación normal ya que el bus (como la mayoría de vehículos eléctricos) consume más energía cuando arranca o cuando está en una subida, y regenera energía cuando baja y cuando frena. De esta manera su autonomía real dependerá de las rutas que transite y la cantidad de paradas que haga.

Aunque en términos prácticos, no tiene mayor diferencia manejar este tipo de bus comparado con los demás articulados del sistema, los conductores de Transmilenio están siendo capacitados y entrenados para conducir y analizar los diferentes instrumentos que tiene. El bus está homologado para poder transitar en cualquier operación real y el proyecto contempla el análisis de los resultados de su desempeño, de esta forma Transmilenio podrá analizarlos para validar la tecnología y tomar decisiones para que pueda ser incluida dentro de los próximos procesos licitatorios de Fase l y Fase ll en donde se esperan sustituir aproximadamente 1600 buses. Las pruebas están a cargo de la Universidad Nacional y se espera que terminen en unos dos meses.

Al igual que los articulados tradicionales, tiene capacidad para transportar 160 personas y aunque pesa un poco más, está dentro del rango permitido por Transmilenio para transitar sin dañar las losas de las troncales.

En un futuro se espera implementar otras tecnologías como WiFi inalámbrico, puertos para cargar los celulares y otros accesorios complementarios ya que otro de los objetivos de estos buses es brindar mayor confort a los usuarios. Este bus no tiene un motor de combustión, gracias a esto no genera vibración ni altas temperaturas en la parte de las sillas de atrás, como sí ocurre con otros buses del Sistema.

Además de ser más respetuoso con el medio ambiente, se puede decir que sus costos de operación son más bajos que los de un bus Diesel, pues además de la diferencia en precios del energético (Kilovatio/h vs Galón Diesel) tiene una mayor eficiencia energética, dando como resultado un menor costo por kilómetro recorrido. Así mismo, al no tener motor de combustión no existen los gastos en filtros y aceites, tiene 3.000 partes menos aproximadamente y para completar, al no tener vibraciones causadas por el motor, el desgaste es menor en algunos de sus componentes.

Por otro lado, es importante destacar que en Colombia y especialmente en Bogotá, al ser un vehículo eléctrico, consume energía generada principalmente con recursos hídricos lo cual contribuye enormemente para hacer más limpio el medio ambiente.

Según el distrito se espera que a finales de este año terminé el proceso licitatorio de la Fase l, 670 buses aprox.

Estos modelos de negocio lo que buscan es que al final la inversión del bus eléctrico, con mantenimiento y abastecimiento, sea igual o más económica que la de un bus tradicional, buscando que el beneficio no sólo sea ambiental, sino también económico.

Se estima que un bus eléctrico de éstas características evitará la emisión de 130 toneladas de CO2 en un año, ¿Te imaginas lo que podría mejorar la calidad del aire de una ciudad como Bogotá si todos los buses fueran eléctricos? ¿Ya has visto al bus eléctrico viajando por las calles de la ciudad?  ¿Ya viajaste en él? ¿Sentiste alguna diferencia o notaste al menos el silencio de su motor? En In The Loop queremos saber qué opinan los colombianos de este nuevo proyecto.

Written by In The Loop