alumbrado-publico-solar

¿Qué sería de las actividades nocturnas sin el alumbrado público? ¿Qué tan a menudo reflexionamos sobre este servicio público? Lo cierto es que alrededor de ello se han construido innovaciones tecnológicas en relación a cómo se construye la ciudad y cómo la experiencia del usuario juega un papel fundamental en los parámetros y necesidades que históricamente se han respondido por medio de ingeniosas políticas gubernamentales y desarrollo de nuevas tecnologías, y nuestras ciudades, como Bogotá, no son ajenas a poder rastrear estos avances.

Historia del alumbrado público

Lo cierto es que existe evidencia de alumbrado desde los periodos paleolítico y neolítico, los períodos pre-históricos más antiguos. Pasando por civilizaciones como Mesopotamia que en periodos cercanos al 7000 a.C, ya usaban lámparas en terracota y aceites con el fin de prolongar la duración de la llama y el uso de metales para las lámparas por parte del antiguo Egipto.

Aun así, cuando realmente se implementaron políticas de alumbrado público fue en el siglo XVII, en la ciudad de Paris, incluso la ciudad fue acuñada como “La ciudad de la luz” debido a que durante toda la noche se mantenían faroles en las puertas de las casas, esto más que obedecer a una cuestión estética era consecuencia de una ordenanza por parte del cuerpo policial de la ciudad que buscaba frenar la creciente criminalidad. No es hasta 1807, en Londres donde se implementa por primera vez el sistema de alumbrado por gas que fácilmente se popularizó en toda Europa. Ya a finales del mismo siglo habían aparecido las luminarias eléctricas desarrolladas por Pavel Yablochkov, e implementadas por primera vez en Paris para el 1880, posteriormente en el siglo XX se empiezan a usar elementos vaporizados como el sodio y el mercurio.

La ciudad de Bogotá también contó con este tipo de transformaciones en su alumbrado público, en la época de la colonia se utilizaban farolas y para prolongar la llama se hacía uso de aceites o grasas animales. Es en 1852, Antonio Vargas Reyes quien implementa por primera vez el servicio de alumbrado por gas en la Plaza de Bolívar. Es hasta el 1900 que se inaugura el servicio de alumbrado domiciliario y en 1904 nace la compañía de energía eléctrica de Bogotá, y en 1906 se establece el alumbrado público de la ciudad, dependiendo esencialmente de generación hidroeléctrica. En la actualidad se han implementado también tecnologías amigables con el medio ambiente, combinando alimentación con energía solar y luminarias de tecnología eficiente.

Urbanismo de la luz

Los avances tecnológicos han permitido el dinamismo del alumbrado público, ya no como un sistema que simplemente provee un servicio en pro de la visibilidad y la seguridad, sino como un elemento crucial en el entendimiento del paisaje urbano, como uno de los mecanismos de composición urbana cruciales, develando una ciudad diferente a la que se percibe en las horas del día. Es en los años 80 en Paris y Londres es donde esta visión del diseño del espacio público toma popularidad, siendo uno de sus mayores exponentes el francés Roger Narboni, quién por medio de estrategias como los planes maestros de iluminación demuestra el alcance de esta corriente del urbanismo, en el caso de París y Londres se profundiza en el recorrido de la ciudad teniendo a las edificaciones patrimoniales como nodos, enaltecidos en la noche por medio de una estratégica iluminación que crea todo un nuevo lenguaje de relación con un también nuevo paisaje urbano, todo inmerso en recorridos delimitados por el alumbrado público de las calles y avenidas.

Ciudades que le apuestan a la innovación

Dentro de las ciudades que han hecho importantes innovaciones en la aplicación del alumbrado público están:

  1. Barcelona: Barcelona de por sí tiene un muy buen sistema de alumbrado público, pero su mención se debe a una implantación en particular, se trata del proyecto BruumRuum!, desarrollado por Maurici Ginés y David Torrents cuya intención fue diseñar un espacio de máxima interacción con el usuario, así esta implantación responde a los sonidos y al tacto, alterando los patrones de iluminación de sus 9.396 LEDs.
    barcelona
  2. Godoy Cruz: En esta ciudad de la provincia de Méndez en Argentina se ha inaugurado este año el primer parque con árboles solares, estos árboles no solo proveen la energía para la iluminación del parque, también hay puertos de carga en todo el parque para sino que generan tanta energía que está conectada a la red principal de distribución del sector, así que termina alimentando la iluminación del sector más allá de los límites del parque. godoy-cruz
  3. Yucatán: En México por parte de una empresa nacional en convenio con la Universidad Anáhuac Mayab, se ha diseñado un sistema de alimentación híbrido que consiste en utilizar un panel solar y un generador eólico de eje vertical para alimentar la luminaria, se diseña en conjunto de un sistema inteligente de regulación de voltaje para máxima eficiencia, el resultado es una luminaria que puede alumbrar por 4 noches consecutivas sin necesidad de recargar, el proyecto busca ser reemplazar todas la iluminación convencional de Yucatán. Cabe resaltar que el proyecto fue financiado por el Programa de Estímulos a la Innovación (PEI) del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología.yucatan
Written by In The Loop